Somos Pizzi y Cato y hemos ayudado a escribir un libro muy chulo y musical, para niños a partir de 7 años: se titula "LAS CUERDAS"

En el libro, Contrabajo, Chelo, Viola y Violín te cuentan cómo son, de dónde vienen, como suenan y mucho más. Nosotros te enseñamos cómo se cuidan, dónde tienen el alma, quién las cura... buscamos un tesoro... y hacemos este blog.

sábado

Cuento de Navidad: el llanto del pavo o el blues de la cebolla


Si estás leyendo este post es que has sobrevivido a las comilonas festivas, a los achuchones familiares y a los villancicos con letras locas de peces que beben y vuelven a beber…

Pizzi y Cato me han pedido que haga el último post del año. Los muy frescos están de  vacaciones en la nieve con sus amigos y un pavo.
¿¡Has dicho pavo!?  
He dicho pavo, sí. No seas impaciente que ahora te cuento:
Y ¿cuando salimos nosotras? ¿Esta historia no se llama el blues de la cebolla?
Si no queréis acabar en un guisado, quedaos calladitas que el relato empieza ya:
Érase que se era... que a Pizzi y Cato les toca en una rifa un hermoso pavo vivo en la tienda del barrio donde compran sus viandas. 
Pizzi se entusiasma. Por fin va a poder variar el menú navideño. Sin perder un minuto, invita a todos sus colegas y amigos a probar su exquisita receta de “pavo a la virulé encebollado”
Los ratoncillos dejan al pavo atado a la pata de la mesa de la cocina y se disponen a adornar la casa, sacar brillo a su vajilla festiva y demás tareas prenavideñas.
Agotados de tanto trajín, se van dormir muy temprano.

Pizzi  duerme como una piedra, sin actividad cerebral que lo inquiete. Pero los sueños de Cato se pueblan de pavos de Navidad vivos y asados que lloran y lloran y vuelven a llorar.
Al alba, Cato salta de la cama. Pizzi ya está en la cocina preparando sofritos.
-Detente, hermano. No podemos cocinarlo. Míralo, Pizzi, está llorando -dice señalando al pavo.
-Claro que está llorando. Estoy cortando cebollas y ¡todo el mundo llora cuando se cortan cebollas!
-No podemos hacerlo, Pizzi. Este pobre pavo lloraba en mis sueños con un algo en el sonido que te partía el corazón
…Era algo así como: bua, buaaaa, buaaa, pim, buaaa, buaaa, pom.

Total, que el pavo se libra de la cazuela. Y el día de Navidad, todos los invitados degustan un gran queso XXL compartiendo mesa y mantel con ¡un pavo vivo!
Todos incluído el pavo llorón beben ambrosía ratonil, cantan villancicos con letras chaladas,  y picotean galletas de perro gourmet bañadas en salsa reducida de quesitos al rocío mañanero.
Y como este cuento me ha quedado chulo, id a buscar cualquier bebercio apto para vuestra edad, y en nombre de todos los colaboradores de nuestro libro "Las Cuerdas", de  Núria la ilustradora, de mis queridos Pizzi y Cato y del mío propio…

…y de todas las cebollas a las que tanta lágrimas debéis.
Vale, también de las cebollas…
Brindemos por la amistad, porque en  2015 se acaben los deberes del cole y sea un año divertido y venturoso para vosotros, vuestras familias y profes.
¡Hasta el año que viene! Un montón de besos


(Ilustraciones Núria Rodríguez. Fotomontajes y textos Tesa)

lunes

Opera Imaginaria: Somos gitanos y nos chiflan los pasteles


Hola, amigos, hoy os invitamos escuchar y ver un fragmento de una ópera con una música preciosa.
 
Os advertimos que si sois golosos mejor que vengáis comidos.

Cato se he pegado la boca con un chicle, para no caer en la tentación de darle un bocadito a cada artista, aunque los mira con ojos de "me los comería a todos"

Las óperas parecen cosas de mayores y de gente muy seria, pero en realidad son cuentos cantados. Algunos más alegres y otros más dramáticos.
 
Pero también hay cuentos donde no todo es bonito ni colorín colorado, y los lobos se comen a las cabritas o a la abuela, y se abandona a niños en el bosque...

Uf, corto y cambio, que me estoy metiendo en un lío. 
 
Vamos ya a disfrutar juntos de este espectáculo tan dulce, que no empalagoso. 
 
Achuchones de Pizzi y Cato.


 
Música: Giuseppe Verdi
Coro del Acto segundo de “La Traviata”:"Noi siamo zingarelle"(Somos jóvenes gitanos)

Animación:
Guionne Leroy,  para la serie "Opéra imaginaire" de Pascal Roulin

Interpreta: el Coro dell'Accademia di Santa Cecilia.

jueves

Thriller de Otoño

Hola amigos, hemos tenido un verano muy movido. Que si una Feria musical por aquí, una presentación de nuestro libro por allá… Que si posad para unas Memorys, unas chapas, unos carteles… ¡Uf!

Al volver a casa, queríamos descansar, comer castañas, escuchar música relajante y hacer el perro en el sofá.

Pero, oh no, Núria y Tesa nos dicen que tenemos que hacer algo guay para celebrar el Otoño en el blog  y además  vestidos de etiqueta. 

-¡Pero si  con la crisis hemos tenido que alquilar al Ratoncito Pérez nuestros fracs de gala!

- Excusas, hay un baúl por ahí, y seguro que encontráis algo apropiado para la actuación.

¡Tierra trágame!, me dije, cuando llegó Cato con esos tutús fucsia. A él le da risa disfrazarse de cualquier cosa, pero yo soy serio y formal. Ay, qué vergüenza estoy pasando.

-Sonríe, Pizzi.

-Cato, relájate, que los caracoles no muerden.

-Qué  romántico con las hojas tostadas al viento- decía Tesa.

Y Núria… ¡Oh, sí, qué monos están quedando!  Y se reía,  mientras nos dibujaba. 


Se levantó un viento otoñal de película de miedo. Volaban  las hojas, los paraguas, las partituras  y hasta un perrito chiguagua que, en cuanto levantaba la pata para hacer sus necesidades, zas, al suelo, pero ellas dos seguían…

-Oh, ¡qué bonito!

Mira que se ponen empalagosas con el Otoño, ni que fueran poetas. ¡Bah!

Nos hemos preguntado Cato y yo como rebajar un poco tanta cursilada, tutús, hojas volando, árboles haciendo estriptis...  para que nuestra celebración otoñal sea redonda.

Y hemos decido intervenir en la parte musical, en vez de el sempiterno Vivaldi con sus Cuatro Estaciones, que seguro os pondrán en el cole, os dejamos con este vídeo más cañero. ¡A bailar, colegas!  

¡Feliz Otoño! os desean vuestros amigos, Cato y Pizzi


"Thriller", de Michael Jackson

lunes

Queen, la mejor banda de rock de todos los tiempos

Hola, amigos, hoy toca rock. Hemos estado escuchando nuestros discos y creemos que esta banda británica es la mejor banda de rock de todos los tiempos.

Para que la conozcáis os presentamos "Bohemian Rhapsody" en una versión nuy divertida que hicieron losTeleñecos (the Muppets), y debajo la versión original.

 

La rapsodia es una pieza musical compuesta por diferentes partes que no suelen tener relación entre sí. Veréis que es una composición muy chula, variada y con mucha fantasía. ¿Os animáis a cantarla? Oooh, mama...

Seguid pasando un buen verano. Os quieren, Pizzi y Cato.

sábado

Creatividad y buen humor para superar los malos rollos


Hoy en nuestro espacio El ojo clínico de Pizzi y Cato, versión fresquita, os queremos presentar un divertido vídeo que nos habla de cómo convivir con los demás.
 El vídeo nos muestra que hay espacio para todos si utilizamos el ingenio, la creatividad y el buen humor para superar las dificultades. 

Y que no hay que imitar ni temer a los que se creen más fuertes y sólo son más tontos.

Que sigáis teniendo unas vacaciones estupendas. Os quieren, Pizzi y Cato
¡Dentro vídeo!


Título: Bridge (Puente)
Autor: Ting Chian Tey
Música: Greg Gauba/ Human Productions
Producción: The Academy of Art University

domingo

No te olvides de soñar, tambien en vacaciones



Durante el verano vamos a subir al blog historias especiales, emocionantes o divertidas.

Nos gusta este cortometraje porque tiene buena música, sueños, y un final mágico. 

Ah, ya estamos de vuelta de nuestras vacaciones. Y lo mejor...

...¡hemos aprobado todo!

Felices vacaciones, colegas, nos vamos encontrando por aquí.

Muchos besos de Pizzi y Cato

viernes

Desde el Caribe con amor…y tiburones

Ilustraciones, Núria Rodríguez
 
Hola, amigos, ya hemos acabado el cole y nos hemos ido de vacaciones al Caribe. De las Notas ya hablaremos. Hoy toca aventura.
Nuestras vacaciones eran una maravilla hasta aquella mañana…

(Na, na, na, na, na (Aquí poned la melodía de la peli Tiburón, de Spielberg)

Exterior, playa. Día. ¡ACCIÓN


Mientras Pizzi se deja mecer por las olas en plan vago total. Yo remo en un bote alquilado. Quiero ponerme cachas y bajar barriga.
Me alejo de la orilla cantando habaneras aprovechando que Pizzi no me oye ni me riñe por tener menos oído musical que un mejillón.

De repente aparecen unas aletas sospechosas a estribor… Las aletas enfilan directas hacia…
-Oh, no, mi hermano, NOOOO– se me erizan los pelos de la nuca, sólo de recordarlo.

No hay que ser súper ratón para saber que debajo de esas aletas tan monas hay unos peces insaciables. 
Fotomontajes, tesa
-Pizzi,  sal del agua ¡Tiburones!-Grito.
- Ja, ja, Cato, pero qué peliculero eres. Lo ponía bien claro en el folleto de vacaciones. “Playa free de tiburones”
Pues esto está lleno. Los escualos se acercan con la intención de zamparse a mi hermano como si fuese un emparedado, con colchón incluido. Pero Pizzi sigue sin inmutarse.
-¡Pizzi, por nuestra madre, mira a tu izquierda!
Y Pizzi se incorpora un poco, abre un ojo y dice:
-Tranquilo, hermanito, son delfines.  

Uno de los supuesto delfines intenta comerse mi bote, le doy en el hocico con el remo mientras le grito a Pizzi.

-¡¡Pizzi, los delfines no tienen tantos dientes!! Y son más sociables. Estos bichos tienen muy mala baba.
-Ja, ja, ja,  Cato. Hoy estás muy gracioso.
Veo a Pizzi saltar por los aires. Estamos rodeados.Cierro los ojos para no ver sus bocas, pero no me callo.  
-¡Venid a por mí que estoy más gordito, y probad mi derechazo de remo!
El agua se agita a nuestro alrededor. No veo nada. Creo que estoy muerto.

Lo siguiente que recuerdo son los brazos del salvavidas de la playa. Y como bailábamos Pizzi y yo cuando pisamos la arena... 
...También la fiesta que nos montaron para compensarnos porque su playa no estuviera siempre free de tiburones. Una pasada. Y ya dejo de escribir que tengo la pata cansada.  

Mi hermano Pizzi y yo os mandamos un montón de besos. Os quiere, Cato 

La medusa babosita, la gaviota Felisa y el cariño verdadero

-Felisa, deja de jugar al fútbol y ve a buscar ayuda. ¡Cato está en peligro!

-Pero, qué me dices, Alfonsa, si lo he visto nadando tan pancho como una sardina en veda pesquera.  

-Que no te enrolles, Felisa, que la medusa babosita ha regresado y se ha traído a su prima australiana talla XXXL, guapa.

-Ay, Alfonsa, qué trajín. Una no puede tener un día de relax, un día playero sin…

-¡Felisaaaa! Calla de una vez y vuela a buscar a Pizzi.

Mientras, Antifaz que se encuentra cerca trata de ayudar a Cato.

Pero la medusa babosita, sigue aferrada a la cabeza de nuestro amigo, susurrándole de oreja a oreja palabras de amor sencillas y tiernas.

Necesitamos con urgencia Repelente anticariños, antes de que la prima australiana la líe. Parece que también es muy cariñosa ¡Cosas de familia!

Por fin llega Pizzi al rescate con la medusa MalaBaba. El mejor  antídoto contra cariños, arrumacos y otras cursilerías de especies marinas.

Te atiza un sarpullido que combinado con su mala baba hace que nadie quiera estar cerca. No veas como nadaban Babosita y Australiana rumbo al horizonte.
 
Una vez Cato a salvo y más relajados, hablamos del cariño verdadero, y estamos de acuerdo en que no nos gusta el mal humor de MalaBaba, pero tampoco los cariños excesivos de la medusa babosita. Que preferimos “un término medio”

Pero ¿dónde poner ese “término medio”?
 
-¿Y si nos tomamos unos helados mientras lo averiguamos?-  dice Cato.

Todos aceptamos encantados. Hasta la gaviota Felisa  se olvida de su partido de fútbol con los arquitos.
 
Y es qué donde se ponga un helado de tres bolas… que se quite el deporte playero.

lunes

Pizzi y Cato en... Astenia primaveral y a otra cosa mariposa

Ilustración, Núria Rodríguez
Nuestra ilustradora, Núria, nos dice: saltad y poned cara de ratones primaverales que os voy a retratar. Y ahí estamos triscando (busca en el diccionario) por el campo como cabras alocadas.

Qué maravilla los árboles con sus hojas nuevas y sus pájaros alegres... que te ponen la cabeza como un tambor con su pío, pío, pio… y te los querrías comer con patatas.

Y qué me dices de los insectos que se empeñan en zumbar en tu oído con un zumbzsiiisszzumb que te vuelve loco; y empiezas a darte bofetadas a ti mismo, porque al insecto ni lo rozas.
O esa mosca que se mete en tu nariz como si fuera en busca del Tesoro

-Ay, qué bonita es la Primavera, ¿verdad Cato? 

-¿A mí me gusta la Primavera?, Pizzi

-Claro que te gusta, Cato, aunque cada año te ataque la Astenia primaveral, que no es ningún bicho exótico,  sólo te pones vago, tienes más sueño, menos apetito, estás despistado…

-Pizzi, ¿de qué estábamos hablando?

-De la Primavera, Cato. La estación de los poetas, los románticos, la alegría

-Y ¿por qué estoy llorando?

-Porque eres un poco alérgico y te afecta el polen. Mucho mejor que llorar porque estás triste, ¡donde va a parar!

Después de consultar los índices de polen en el aire, nos vamos de pícnic. Cato se lo pasa tan bien, que hasta se olvida de que…
“la primavera, a Cato altera”...
Fotomontaje, Tesa
-Cato, mientras voy a buscar un contenedor para tirar los restos de comida antes de volver a la ciudad, recoge todo, ¿vale?
-Bishshss (silbido)… Eh, ¿hay alguien ahí?…
...Soy yo, Cato. Por favor, ¿me podrías ayudar a encontrar lo que tengo que recoger?, es que… no me acuerdo dónde lo he puesto.
Ahí va la lista que me ha hecho Pizzi. Gracias, colega.
  • Cesta de pícnic
  • Bicicleta
  • Pelota
  • Caza mariposas
  • Cometa
  • Gafas de sol
  • El yo-yo de Pizzi y
  • Mi gorra amarilla
¿Ya lo tenemos todo? Pues sólo me queda desearte una ¡Feliz primavera! Y para los del otro lado del charco ¡Feliz otoño!

domingo

Buscando un amigo. El ojo clínico de Pizzi y Cato (cortos de cine)

 
Hola, amigos, hoy vamos de cine y queremos presentaros un cortometraje que ha conseguido mucho premios y nos cuenta la historia de un ratón que se sentía muy solo.


El ratón se llama Snickers y vive en una tienda de mascotas, soñando cada día con un amigo que lo quiera tal como es.
Pero todos los niños que entran en la tienda o no se fijan en él o se ríen de sus grandes orejas.
Hasta que un día…
Si queréis saber como acaba esta historia tendréis que darle al play.

Traed las palomitas, poneos cómodos y que empiece ya... ah y las orejas, grandes o pequeñas, atentas a la música también.  Con todos vosotros... 
"FOR SALE MOUSE" (RATÓN EN VENTA)
 



AUTORES:

Wouter Bongaerts - guión, diseño, guión gráfico, animación y dirección
Olivier Wery - compositor de la música y tambores
Garif Telzhanov - bajo
Yoan Fernández - guitarra
Johan Ruyters - SaxO
Bert Lenaerts - mezcla de sonido
Elias Vervecken
– Foley (postproducción de audio)
Roland Javornick - script

miércoles

Estrenando 2014 y vuelta al cole

 
Hola, amigos, ¿habéis sobrevivido a las Fiestas?  Pues ahora toca volver a cole.

-¿Cómo que vaya rollo?  Aprender, los amigos…, los ratos de patio, las excursiones… Ese profe o ese niño o niña que te hacen reír…Venga, anímate, que luego te  lo pasas genial.  
Menudo fiestón nos montamos para brindar por el Nuevo Año con MadMax y Dientes.

Dientes adora  a MadMax que lo salvó de unos genetistas locos que querían hacer dinosaurios en serie del cuerpecillo del pobre Dientes.

MadMax sólo escucha rap, así que le hemos regalado el libro de “Las Cuerdas” para introducirlo en la música clásica.

Sólo os digo que, cuando le recomendamos A MadMax la música de Mozart para dormir a Dientes, creía que Mozart era una aplicación para móviles. Pero es buen chaval y muy fuerte si estás en apuros.

Los mayores brindaron con cava, Pizzi y yo con queso. Uhmm…, no sé cómo no les gusta brindar con queso.

El Contrabajo y la Viola no salen en la foto porque estaban preparando canapés y nuestras galletas de perro favoritas.



Amigos, ahí van unas cuantas sugerencias para que este 2014 no sea un año aburrido y sin sustancia:

Qué tal mirarse cada día en el espejo y reírse un poco de uno mismo.

Sonreír y dar las gracias.


Ser un buen amigo, que se preocupa por los demás.

 
Ser creativo en vez de pasarnos la vida diciendo: Me aburrrrrrrrroooooo o quiero esto, y esto, y esto…


Seguir nuestro blog y las pistas en busca del Tesoro.


Leer un rato cada día. 


Los juegos también están bien, pero no pasarse horas aislado como un zombi delante de la pantalla, sino tratar de compartirlos con alguien más.
 
Escuchar música. Tocarla si eres un manitas con los instrumentos.


Cantar aunque sea en la ducha. Y también bailar, que pone de buen humor y mantiene el cuerpo flexible y la mente despierta.


Hala, vayamos al cole con alegría, que no es para tanto, y que 2014 sea un año especial para cada uno de vosotros.

Os lo desean, con mucho cariño, Pizzi y Cato